Los buenos hábitos son tan importantes como el talento y la habilidad

Hace poco recibí una nota de mi amigo y suscriptor de Shepard Letter, Michael Staenberg. Comentó el reciente artículo «Nunca, nunca, nunca llegues tarde» y envió una lista de lo que él denominaba Cosas que requieren cero talento. En el primer lugar de la lista estaba ser puntual.

He visto listas como esta antes. Incluyen ser puntual, tener una buena ética de trabajo y una actitud positiva, hacer más de lo esperado, y muchas más.

Investigué un poco y encontré listas similares que incluían todas las mencionadas anteriormente y otras que incluían ser diligente, sonreír, decir por favor y gracias, ser amable, hacer lo que se dice, etc.

Por supuesto, podemos seguir añadiendo a esta lista, pero empecé a pensar que muchas de estas ideas realmente no requieren verdadero talento o habilidad. Son simplemente sentido común, que, por desgracia, no siempre es tan común. Se trata de estar presente, como en el momento, y darse cuenta de lo que puedes, no puedes, deberías o no deberías hacer. No se trata de talento.

En mi último libro, I’ll Be Back: How to Get Customers to Come Back and Again (Volveré: Cómo conseguir que los clientes regresen una y otra vez), hablo del concepto de ser amable. Parece que debería ser muy fácil, y hasta cierto punto lo es. Bromeo diciendo que he escrito ocho libros sobre la amabilidad. Después de todo, ¿no es una parte importante del servicio al cliente? Si diriges un restaurante que tiene una comida estupenda, pero tratas a tus clientes -y a tus empleados- de forma opuesta a la amabilidad, es muy probable que nadie vuelva. Ser amable es fundamental y, a partir de ahí, se pueden desarrollar habilidades en torno a ello.

Ser amable, como muchos otros rasgos de esta lista de Cero Talento, tiene que ver con la actitud correcta. ¿Se necesita talento para tener la actitud correcta? La verdad es que no, pero sí hace falta mentalidad y esfuerzo. Hay que ser consciente de la oportunidad y esforzarse por ponerla en práctica.

La palabra práctica es interesante. Implica que, si se practica algo, una y otra vez, se mejora en ello. Algunos dicen: «La práctica hace la perfección», pero no es necesariamente el caso aquí. Si practicas estos rasgos, los haces sin pensar. En otras palabras, practicar lo que está en la lista de Talento Cero consiste en crear hábitos.

El Diccionario de Oxford define la palabra hábito como una tendencia o práctica establecida o regular, especialmente una que es difícil de abandonar. ¿No sería bueno que todas las personas con las que haces negocios -y todas las que trabajan contigo- practicaran estos hábitos de Talento Cero? Son una gran parte de por qué los clientes dicen: «¡Volveré!».

Ilustración Noticia 17 Lunes

Ilustración Noticia 17 Lunes

Autor

Experto en servicio al cliente y experiencia, galardonado orador principal y autor del libro de negocios más vendido del New York Times. Para más información, comuníquese al 314-692-2200 o www.hyken.com.

Fuente info
Autor: Shep Hyken

Solicitar DEMO GRATUITA
Contáctanos ahora:



Has quedado correctamente registrado en nuestra Newsletter. ¡Gracias!

Ha habido un error en la operación. Por favor intenta el registro nuevamente.

Comunicarme.com utilizará la información provista en este formulario para mantenerse en contacto contigo y proporcionarte novedades y promociones.