5 formas de demostrar el compromiso con los colaboradores

Ciertamente para una organización es muy importante el bienestar del negocio, pero también deben serlo los empleados, pues son ellos los que contribuyen con el éxito del negocio. En este artículo queremos ofrecer a los líderes, cuáles son las 5 formas de demostrar el compromiso con los colaboradores.

El compromiso de una empresa con sus colaboradores es el grado de responsabilidad que tiene con sus empleados. No se trata de ver a las personas como números, sino de verlas como parte fundamental de la empresa.

A lo largo del tiempo, hemos visto muchos artículos que hablan acerca de cómo lograr que los empleados se comprometan con una empresa, pero ¿por qué no damos un giro de timón y nos ponemos en otro lugar? Es decir: ¿Cómo demuestra el compromiso la organización con su fuerza laboral?

El Compromiso está relacionado con el diseño y entrega de una buena Experiencia del Empleado.

El compromiso de los empleados es un factor que hace que quienes forman parte de una empresa se involucren tanto con su trabajo como con los objetivos y los valores de la empresa a la cual pertenecen.

Un colaborador comprometido es alguien que siente pasión por su trabajo, y esto lo demuestra realizando un esfuerzo mayor a la hora de hacer sus tareas.

Por su parte, el compromiso de la empresa es la responsabilidad que la organización tiene con cada uno de sus colaboradores. Es la capacidad de demostrar que el empleado es un factor clave y que es realmente importante para la empresa.

¿Cuál de los dos compromisos es más importante? Ambos lo son y coexisten para hacer que una organización prospere o, por el contrario, fracase. En este sentido, las startups han instaurado modelos de negocio disruptivos e innovadores en los que el compromiso con sus empleados es crucial. No solo velan por el crecimiento y escalabilidad del negocio, sino por mantener equipos “contentos” con lo que hacen, posibilitando brindar soluciones a través de productos y/o servicios que mejoren la vida de las personas.

 Algunos beneficios de una empresa que tiene en cuenta a sus colaboradores y se responsabiliza por ellos son:

  • Reducción del ausentismo.
  • Menor rotación laboral.
  • Aumento de la satisfacción laboral por parte del empleado por sentirse parte de una empresa con una cultura, misión y visión bien enfocadas.
  • Mayor productividad.
  • Incremento de la lealtad del empleado.
  • Posibilidades de recomendación de la empresa a otras personas.
  • Mejores resultados en la atención al cliente, debido al compromiso del empleado con la organización.

Entre otras.

Ahora que sabes de la importancia del compromiso de una empresa con sus colaboradores, queremos contarte cómo demostrarles a tus empleados que realmente te comprometes con ellos.

1 – Evitar el burnout es esencial

El exceso de trabajo nunca es bueno, y más si las tareas a ejercer son agobiantes. Por ejemplo, en atención al cliente, es fundamental que el colaborador esté tranquilo y se sienta a gusto con la empresa. Caso contrario, podrá ser perjudicial, tanto para su salud física y mental como para la misma organización.

El burnout -o síndrome del trabajador quemado- ha aflorado aún más en la época de la pandemia por Covid-19 y, hasta el día de hoy, es una de las grandes causas de renuncia.

¿Cómo evitarlo? Comprometiéndote con el bienestar de los empleados.

2 – Capacitación y posibilidades de ascenso dentro de la empresa

¿Quedar “estancado” en un puesto laboral? ¿Qué la empresa no brinde capacitaciones para poder realizar mejor el trabajo? ¿Qué el ascenso interno no sea posible y solo se contrate gente nueva para ocupar cargos de mayor rango? Estas pueden ser causas que provoquen que los colaboradores se sientan relegados y busquen otro empleo. Capacitar a los empleados es importante para el crecimiento de la empresa y para el fortalecimiento personal.

3 – Compromiso a través de la retención de talentos 

Y esto va ligado al punto anterior, involucrando a la capacitación y añadiendo al seguimiento por parte del departamento de Recursos Humanos -o de quien se encargue del tema-.

En empresas tecnológicas, es muy común la rotación laboral y a los reclutadores se les hace muy difícil la tarea de encontrar nuevos talentos para que se sumen a una empresa.

Si, por ejemplo, los mejores empleados de tu negocio son quienes están comprometidos, no puedes arriesgarte a perderlos. Actualmente, los empleados se fijan mucho en factores extrasalariales a la hora de decidir dónde hacer una carrera laboral.

4 – Crear una fuerte cultura organizacional que motive y brinde resultados

La finalidad de la cultura organizacional es que los colaboradores vivan la promesa de marca de la organización. Que comparta los mismos principios culturales. Para que esto sea posible es importante que las empresas se adapten a las situaciones y cuenten con estructuras que no se atasquen, sino que ayuden a que todo fluya. Contar con colaboradores comprometidos, pero también con una empresa comprometida, contar con valores bien definidos, entre otros, son algunas características a tener en cuenta.

Es así que la cultura de una empresa favorece a la unión de todos las partes que la conforman, y no solamente se apoya en los valores y creencias, sino también en los procedimientos y conductas de los líderes.

¿Qué pasa si la cultura no se transmite de la forma adecuada? Malos entendimos, reacciones no tan buenas, generación de un mal entorno laboral, comentarios negativos.

Entonces, ¿Cómo hacemos para crear una cultura organizacional fuerte?

  • Manteniendo una coherencia entre lo que se hace y lo que se dice.
  • Creando una marca interna fuerte.
  • Transmitiendo mensajes claros a todos los sectores de la empresa.
  • Teniendo líderes adecuados que marquen el camino, acompañen y ayuden en caso de altibajos.
  • Reconociendo el mérito de los empleados.

5 – Brindar soluciones a problemas personales y profesionales

En una empresa no solo hay problemas profesionales. Tratamos con personas, y todos, en algún momento, tenemos inconvenientes. Sean pequeños imprevistos o acontecimientos que requieran de algún otro tipo de sensibilidad y respuestas, una empresa debe saber lidiar con altibajos. Pensemos que, muchas veces, los empleados pasan más tiempo en la empresa que en su hogar, y ésta se vuelve un sitio de confianza.

¿Qué pasaría si ese amigo que tanto queremos, cuidamos y ayudamos, nos da la espalda en nuestro peor momento? Eso mismo puede sentir un empleado comprometido si, ante un inconveniente, la empresa no responde de manera adecuada.

Si nos movemos al ámbito de problemas profesionales, la negociación y la escucha son importantes. Trabajar la empatía, el entendimiento y reconocimiento hacia el empleado será clave para demostrar ese compromiso que puede marcar la diferencia.

En resumen

Cuando un empleado está a gusto en una organización, se siente y se plasma en los resultados obtenidos.

El compromiso de la empresa debe ser mayor que la del empleado porque, ¿Cómo un colaborador puede sentirse comprometido con una marca si no cree en los valores que ésta inculca?

Demostrar con acciones el compromiso de tu empresa con los empleados servirá de mucho para el crecimiento de tu organización y, por supuesto, para el bienestar de quienes todos los días trabajan en ella.

Fuente info
Autor: WOW! Customer Experience

Solicitar DEMO GRATUITA
Contáctanos ahora:



Has quedado correctamente registrado en nuestra Newsletter. ¡Gracias!

Ha habido un error en la operación. Por favor intenta el registro nuevamente.

Comunicarme.com utilizará la información provista en este formulario para mantenerse en contacto contigo y proporcionarte novedades y promociones.