Cloud Computing para pymes: cambio de paradigma

Si en un artículo anterior abordamos el vínculo entre innovación y productividad, hoy hablaremos de un cambio de paradigma. El cloud computing para pymes permite a las organizaciones ser más ágiles y resilientes, y estar más bien conectadas. Esta tecnología ayuda a superar las limitaciones que tiene una oficina física y permite a los empleados trabajar desde cualquier lugar y en cualquier momento.

No es de extrañar, por tanto, que según una encuesta IDG el 92 % de las grandes empresas ya hayan incorporado la computación en la nube en sus sistemas. Por lo tanto, queda claro que la flexibilidad será un factor importante en el futuro del trabajo… y que se articulará en la nube.

Cloud computing para pymes: lo básico

El cloud computing, o computación en la nube, permite a las empresas acceder a datos importantes desde cualquier lugar que cuente con una conexión, sea por cable o de datos móviles. Esto significa que los empleados ya no están encadenados a la mesa de su oficina (ni a su horario laboral) y pueden trabajar desde la cocina de su casa, un restaurante o la playa. El término “cloud computing” se puede referir a varios servicios, como almacenamiento, copia de seguridad, plataformas de software como servicio (o SaaS, por sus siglas en inglés) y servicios de hospedaje. Pero el objetivo de todos estos servicios es el mismo: acceder bajo demanda a datos de forma sencilla e ilimitada.

¿Qué tipo de servicios en nube hay?

Internet está repleto de servicios distintos, pero todos ellos se pueden agrupar en tres grandes grupos, que conviene conocer:

  • Software como servicio (SaaS): así es como llamamos a los servicios disponibles a través de Internet mediante un tercero. Se trata de la modalidad más conocida, con ejemplos como Salesforce, Slack o Google Apps. Algunas de las principales ventajas:
    • Accesibilidad en cualquier momento y lugar
    • Colaboración potenciada
    • Actualizaciones automáticas
    • Escalabilidad
    • Reducción de costes (pago por uso, varios niveles de suscripción, nivel gratuito para probar el servicio)
    • Rapidez y buen rendimiento en cualquier dispositivo (la computación se realiza en la nube)
    • Compatibilidad con la mayoría de dispositivos
    • Liberación del equipo de TI
    • Personalizable
  • Infraestructura como servicio (IaaS): servicios basados en la nube de pago por uso relacionados con el almacenamiento, las redes y la virtualización. Algunos ejemplos serían AWS EC2,  Rackspace o Google Compute Engine. Algunas de las principales ventajas:
    • Maximización del rendimiento de las aplicaciones
    • Pago por uso y control de gastos
    • Seguridad y control accesibles
    • Ahorro y optimización de gasto de capital
  • Plataforma como servicio (PaaS): hardware y herramientas de software disponibles a través de Internet que componen una plataforma enfocada al desarrollo de software. Algunos ejemplos serían Heroku, Windows Azure o Apache Stratos. Algunas de las principales ventajas:
    • Reducción del tiempo de desarrollo
    • Reducción de costes en licencias e infraestructura
    • Facilidades para desarrollo multiplataforma

Si tienes dudas, siempre puedes pensar en estos servicios en términos de pizza.

Las ventajas de la computación en la nube para pymes

El cloud computing para pymes supone un cambio de paradigma porque es un gran habilitador. Ofrece una flexibilidad que permite a los empleados disponer de multitud de datos a su alcance. Olvídate de los pasillos repletos de servidores polvorientos (y de sus facturas anuales): la nueva oficina en la nube cabe en un bolsillo.

No hace falta ir muy lejos para ver el potencial de la computación en la nube para pymes, solo pensar en la crisis de la COVID-19. Las pymes que han operado en la nube han podido adaptarse al trabajo remoto y los nuevos modelos de negocio más fácilmente que las que empleaban infraestructura clásica. El cloud computing no solo ha ayudado a las pymes a funcionar con normalidad durante confinamientos y cuarentenas, sino que en muchos casos ha contribuido a que mejoren su productividad.

Estas son otras 5 ventajas del cloud computing para pymes:

  1. Reduce costes de TI, puesto que ya no es necesario mantener la infraestructura antigua. Además, puedes pagar por lo que realmente usas, ni más ni menos, y escalar puntualmente cuando te haga falta mayor capacidad, sin compromisos de permanencia.
  2. Inversión inicial reducida, porque no hay que comprar costosos equipos ni licencias, solo suscribirse. De esta forma, las pymes cuentan con más liquidez y mejoran su flexibilidad y flujo de caja.
  3. Datos a prueba de desastres. Un incendio o imprevisto fatal no será más que un contratiempo menor, puesto que con el cloud computing los datos se distribuyen de forma redundante entre varios centros de datos en distintas ubicaciones geográficas. Por lo tanto, un accidente puntual no supone la pérdida de tus datos.
  4. Rompe silos y promueve la colaboración. Con el cloud computing puedes disponer de una Single Source of Truth. Este modelo informático se basa en compartir y colaborar, de forma que ofrece herramientas inmejorables para evitar los silos de datos.
  5. Analiza la información en tiempo real para obtener mejor inteligencia empresarial. Al contar con todos los datos en un solo lugar, es posible analizarlos para obtener información sobre los clientes y ventaja sobre la competencia.

El cloud computing ofrece a las pymes un futuro ilimitado

La computación en nube para pymes no solo les ayuda a superar las dificultades actuales, sino que puede situarlas en una posición de ventaja de cara a un futuro que será, sin ninguna duda, digital. Esto ofrecerá oportunidades muy valiosas a las pequeñas empresas que se atrevan a pensar a lo grande.

El Internet de las cosas promete conectar el mundo de formas verdaderamente revolucionarias y reimaginar por completo todos los sectores. La inteligencia empresarial que se obtiene mediante los análisis en la nube permitirá a las pymes tomar decisiones más acertadas. Las oficinas físicas (y los costes que conllevan) darán paso a espacios de trabajo eficientes y bajo demanda que no requerirán desplazarse al trabajo ni grandes departamentos de TI y que se adaptarán a las necesidades de cada empleado. Se derribarán los silos, y los equipos podrán acceder fácilmente y en tiempo real a datos unificados y fiables. Estos datos no solo ofrecerán a las pymes la base para tomar mejores decisiones, sino que permitirán ofrecer a los clientes un servicio y experiencia excepcionales.

En conclusión, en el futuro digital las pymes verán que desaparecen muchas de sus limitaciones actuales. Así, basarán su actividad en los datos y podrán reaccionar ante los cambios con más agilidad, mientras que la experiencia del cliente será notablemente mejor. El cloud computing no es solo una cuestión de conveniencia sino que es un cambio total de paradigma.

Para profundizar en las ventajas que puede aportar el cloud computing a tu empresa, echa un vistazo a esta guía sobre CRM para pymes. También puede interesarte echar un vistazo a nuestra plataforma SaaS de CRM.

Fuente info
Autor:

Solicitar DEMO GRATUITA
Contáctanos ahora:



Has quedado correctamente registrado en nuestra Newsletter. ¡Gracias!

Ha habido un error en la operación. Por favor intenta el registro nuevamente.

Comunicarme.com utilizará la información provista en este formulario para mantenerse en contacto contigo y proporcionarte novedades y promociones.