¿Qué es la atención sanitaria basada en la nube?

Acceder directamente al contenido

Volver a los posts

El sector de la atención sanitaria tiene que replantearse el modelo de prestación de atención con un enfoque omnicanal que satisfaga las necesidades y preferencias de los pacientes.

La mayoría de las organizaciones de atención sanitaria aún dependen de los historiales electrónicos de salud para gestionar los datos clínicos. Pero cuando la pandemia las obligó a prestar sus servicios de nuevas formas virtuales, los sistemas de historiales electrónicos revelaron sus limitaciones. Los proveedores necesitaban una forma mejor de integrar su información clínica y no clínica para entender las necesidades y preferencias de sus pacientes. Sin ella, los médicos corren el riesgo de perder pacientes cuyas expectativas respecto al acceso y la comunicación han aumentado drásticamente. Según NCR Health, el 80 % de los pacientes cambiaría de proveedor solo por cuestiones prácticas y de conveniencia.

De hecho, si los proveedores se basan únicamente en un historial electrónico, a menudo ofrecen una experiencia del paciente fragmentaria y desconectada. Esto se debe a que carecen de una sola fuente de información con los datos clínicos y no clínicos de los pacientes, lo que dificulta el acceso a la atención a distancia y a menudo los pacientes tienen que esperar demasiado tiempo hasta recibir información crucial. En otras palabras, los pacientes se ven obligados a gestionar su propia atención sanitaria.

¿Cómo pueden los proveedores darle la vuelta a la tortilla? Todo empieza con la atención sanitaria basada en la nube. Exploremos lo que esto significa y cómo puede ayudar tanto a los proveedores como a los pacientes.

¿Qué impulsa la confianza en la sanidad y las ciencias de la salud? Descúbrelo aquí.

Descargar informe
Usuario Conectado al Sistema de Salud

¿Qué es la atención sanitaria basada en la nube?

Una solución en la nube para la atención sanitaria resuelve muchos problemas comunes y ayuda a los proveedores a centrarse en lo que más importa: el paciente.

La nube actúa como un espacio en el que se pueden almacenar datos de forma segura y acceder a ellos desde cualquier lugar. Las soluciones de almacenamiento que no son de nube guardan la información en un disco duro físico o servidor interno. En cambio, la nube permite que los datos se puedan transmitir en una red global de centros de datos seguros.

La nube se puede conectar fácilmente al historial electrónico o a cualquier otro sistema de registro a través de una API, lo que permite a las organizaciones centralizar los datos y servirse de las bibliotecas de aplicaciones.”

Las organizaciones de atención sanitaria utilizan la nube para conectar, almacenar y mantener la información personal de salud tradicional, como por ejemplo resultados de análisis de sangre, así como otros datos del consumidor, como sus preferencias de contacto. Se accede a toda la información de forma segura desde una sola consola en toda la organización. Los historiales electrónicos no desaparecen, sino que se convierten en una parte integral del sistema en la nube.

La nube se puede conectar fácilmente al historial o a cualquier otro sistema de registro a través de una API (interfaz de programación de aplicaciones), lo que permite a las organizaciones centralizar los datos y aprovechar las bibliotecas de aplicaciones como AppExchange. Las bibliotecas de aplicaciones proporcionan soluciones hechas a medida para ayudar a resolver diferentes necesidades comerciales de atención sanitaria, como verificar el seguro médico del paciente. Una API puede recabar datos de un centro de contacto, una base de datos de marketing o cualquier otro sistema, y reunir toda la información en un solo lugar.

En el back-end, el proveedor de servicios de nube mantiene el software y desarrolla mejoras, por lo que los informáticos de las organizaciones sanitarias no tienen que preocuparse por facilitar las actualizaciones. Esto les da la libertad de personalizar la plataforma para satisfacer las necesidades propias de su negocio.

¿Cómo puede una solución en la nube mejorar el trabajo de las organizaciones de atención sanitaria?

Los proveedores tienen muchas fuentes de información que crean silos de datos. El tiempo desperdiciado buscando en numerosos sistemas y la oportunidad perdida de que los datos resulten útiles para las decisiones frustra tanto a los empleados como a los pacientes. Así es como la atención sanitaria basada en la nube alivia la carga de todos:

Optimizar las tareas

Los equipos pueden acceder a todos los datos que necesitan desde un solo programa o aplicación, en lugar de tener que cambiar entre sistemas, y pueden verlo todo de forma agregada. Esto facilita responder rápidamente a las preguntas de los pacientes, gestionar las preferencias y convertir las ideas en acciones.

Las organizaciones también pueden utilizar la automatización para gestionar tareas que requieren mucho tiempo.”

Las organizaciones también pueden utilizar la automatización para gestionar tareas que requieren mucho tiempo. Piensa en un paciente que necesite programar una operación de prótesis de rodilla. La secretaría de cita previa, en lugar de tener que buscar manualmente un hueco en el calendario, puede recibir sugerencias de la nube de posibles fechas, por el canal que elijan. El sistema también puede mandar una serie de correos electrónicos con información importante, desde instrucciones previas a la consulta hasta consejos de salud posteriores a la consulta.

Personalizar la atención al paciente

Con una sola fuente de información para obtener datos, los coordinadores de la atención sanitaria pueden acceder a una vista completa de la salud de un paciente. Los coordinadores pueden ver fácilmente el historial de tratamiento, los determinantes sociales de la salud, las pruebas y los procedimientos recientes y todo el equipo sanitario que rodea al paciente. También pueden acceder a las preguntas que el paciente pueda haber enviado a través de un portal.

Al mismo tiempo, inteligencia puede analizar los datos para ayudar a los proveedores a estratificar el riesgo, lo que garantiza que no se pase por alto a los que más necesidad tienen. Esto permite que los médicos se centren en interactuar con el paciente en lugar de tener que dedicar tiempo a poner al día los registros en los historiales electrónicos.

Interactuar en cualquier lugar

La nube permite que los médicos y otro personal sanitario tengan acceso a la información de los pacientes, incluso fuera del consultorio.

Por ejemplo, un médico que está en casa, en otro centro sanitario o de viaje en un congreso, puede acceder a la información del paciente desde un solo panel con todas las funciones. O bien, si los pacientes necesitan ver a un profesional sanitario, pero las limitaciones de tiempo, las condiciones climáticas o la falta de transporte se lo ponen difícil, pueden optar por una cita virtual. Con ello, los pacientes tienen más opciones para interactuar con sus proveedores, y estos tienen más acceso a sus pacientes. Esta conectividad ayuda a reducir el tiempo de atención y a mejorar los resultados de los pacientes.

Reducir los errores e imprecisiones

Incluso con opciones digitales disponibles para agilizar los procesos, muchos pacientes con afecciones complejas siguen guardando sus historiales médicos en carpetas físicas. A menudo, los pacientes se ven obligados a solicitar que sus proveedores se envíen informes o resultados de pruebas entre sí por fax.

Este proceso no solo consume mucho tiempo y produce transmisiones ilegibles e incompletas, sino que está lejos de ser seguro o incluso preciso. Esto se debe a que el personal a menudo deja la máquina de fax sin supervisión. Por no hablar de que, cuando los profesionales suben información del paciente procedente de documentos enviados por fax, existe un riesgo de error que puede acabar en un nombre mal escrito o una lista desfasada de medicamentos recetados. De hecho, en el 30 % de consultas con pacientes no se consiguen encontrar sus historiales clínicos , ya que los proveedores pueden estar buscándolos con un nombre mal escrito o una dirección antigua.

Al unificar el proceso de gestión de documentos de extremo a extremo, la información del paciente se envía automáticamente a la cola correcta para su rápida revisión y tramitación.”

Para ayudar a resolver estos problemas, los profesionales pueden utilizar recursos como la tecnología de reconocimiento óptico de caracteres (OCR) para extraer campos de documentos escaneados. Un diseñador de plantillas de documentos combina los campos para generar los nuevos archivos. Al unificar el proceso de gestión de documentos de extremo a extremo, la información del paciente se envía automáticamente a la cola correcta para su rápida revisión y tramitación.

¿Por dónde se empieza con la atención sanitaria en la nube?

Pues, la buena noticia es que no hace falta prescindir de los sistemas existentes para incorporar una solución de nube. Al contrario, la nube posibilita que todos los sistemas trabajen juntos sin problemas. Permite extraer datos de los historiales electrónicos según sea necesario y mostrarlos junto con otras informaciones, como las preferencias de comunicación, para obtener una visión integral del paciente.

Si bien los sistemas de atención sanitaria basados en la nube no reemplazan el historial electrónico, pueden aumentar la eficiencia y:

  • Convertir la información en acción
  • Personalizar cada interacción con el paciente
  • Responder rápidamente a las necesidades del paciente
  • Innovar, colaborar e interactuar rápidamente desde cualquier lugar

¿Qué impulsa la confianza en la sanidad y las ciencias de la salud? Descúbrelo aquí.

Descargar informe
Usuario Conectado al Sistema de Salud

Fuente info
Autor:

Solicitar DEMO GRATUITA
Contáctanos ahora:



Has quedado correctamente registrado en nuestra Newsletter. ¡Gracias!

Ha habido un error en la operación. Por favor intenta el registro nuevamente.

Comunicarme.com utilizará la información provista en este formulario para mantenerse en contacto contigo y proporcionarte novedades y promociones.