Los datos por sí solos no harán que tomes decisiones basadas en ellos, esto sí lo hará:

Las empresas están invirtiendo en tecnología de datos y contratando más profesionales de datos de C-level que nunca. Entonces, ¿por qué muchos de ellos confirman que tienen dificultades para estar basar sus decisiones en ellos?

Las empresas están invirtiendo en datos más que nunca. Sin embargo, incluso cuando incluyen profesionales de datos e invierten más presupuesto en recopilar, analizar y almacenar más y más información, muchos se sorprenden al ver pocas mejorías. La transformación de datos, a diferencia de la transformación digital, se ha estancado.

Solo el 24% de las empresas confirma que su organización está basada en datos, sólo el 41 % cree que son competentes en datos y análisis, y solamente el 19% dice que ha establecido una cultura de datos. Eso es según la última encuesta realizada por NewVantage Partners, que ha encuestado a profesionales destacados durante 10 años.

¿Qué se puede extraer de estos datos? ¿Y cómo es la transición de tener una tonelada de datos a establecer una cultura de datos que impulsen tu negocio?

La mayoría de los encuestados en la encuesta de NewVantage mencionaron los impedimentos culturales como el mayor desafío. Lograr que la gente cambie puede ser terriblemente lento y difícil. Puede requerir la reingeniería de los procesos comerciales, la educación de tu fuerza laboral, el cumplimiento de los requisitos de alfabetización de datos y una mayor alineación en toda tu empresa.

“La mayoría de las organizaciones históricamente no están configuradas para administrar datos como un activo y aprovechar su potencial para generar valor comercial”, dijo Randy Bean, director ejecutivo y fundador de NewVantage. “Los directores de datos (CDO) también están luchando para que el rol sea exitoso, porque es un rol nuevo y no hay una experiencia o comprensión clara del valor que se puede conseguir”.

Muchas organizaciones, en particular las que no nacieron en la era de Internet, subestimaron el tiempo que tardarían los esfuerzos de transformación de datos en surtir efecto. Lucharon contra la inercia de los sistemas heredados, las culturas, los conjuntos de habilidades y las mentalidades.

Pero esta transformación debe llevarse a cabo, ya que los clientes demandan interacciones rápidas, relevantes, precisas y personalizadas con su marca. Las organizaciones no pueden cumplir con eso si no priorizan lo digital y los datos.

Para iniciar una transformación de datos, los CDO deben hablar el idioma de los negocios

Existen beneficios transformadores al unificar los datos de tu empresa en todos los canales y departamentos, y que estén disponibles y accesibles para todos los departamentos de tu organización. Eso comienza, como todas las transformaciones, en las capas más altas. Hoy en día, casi las tres cuartas partes de las empresas Fortune 1000 tienen un director de análisis o datos. Pero demasiadas organizaciones crean datos que no están conectados con cuestiones comerciales críticas. Como resultado, los líderes empresariales (los que controlan los presupuestos y las iniciativas organizacionales) terminan creyendo que hay poco valor en invertir en ellos.

“Los líderes de datos deben responder a la pregunta de qué necesitan para ofrecer una mejor experiencia al cliente, servicio o para entrar en nuevos mercados”, dijo Bean. “Luego debes preguntar qué datos necesitas para responder esas preguntas y quién necesita acceder a esos datos. Si haces eso, has establecido lo más importante, que es la confianza y la credibilidad con el negocio”.

Un ejemplo de ello es la empresa danesa de suscripción de automóviles de rápido crecimiento Dribe, cuyo principal inversor proviene de la industria automotriz tradicional. Los ejecutivos que lideraron empresas en la era anterior a Internet «no se inclinan a creer en los datos, por lo que deben hacer dos cosas: mostrar casos de uso muy específicos y servir los datos en bandeja de plata para que sean extremadamente fáciles de entender». ”, dijo Erik Asbjørn Arvid, director de tecnología de Dribe.

Bean sugirió lo siguiente para los líderes sénior que buscan establecer una cultura de datos:

  • Las organizaciones deben contratar ejecutivos de datos con experiencia en cambios organizacionales, no solo en tecnología y análisis de datos.
  • Las empresas deben trabajar con expertos en gestión de cambios para comprender las barreras para establecer culturas de datos y cómo eliminarlas.
  • Los ejecutivos de negocios deben promover la toma de decisiones basada en datos y contratar y promover a quienes la practican.
  • Estos líderes también deben celebrar los éxitos de los datos y destacarlos en todos los niveles de la organización.

Para obtener la aceptación de los líderes empresariales, es fundamental que los ejecutivos de datos articulen el caso comercial para una transformación organizacional basada en datos, incluidos ejemplos específicos de resultados comerciales.

“No es suficiente decir que tienes el coeficiente intelectual más alto o el mejor algoritmo”, dijo Bean. “Tienes que presentar tu caso demostrando el valor comercial”.

Los programas de educación avanzada están surgiendo para cerrar la brecha. MIT, Carnegie Mellon y la Universidad de Carolina del Norte-Charlotte, por ejemplo, tienen programas ejecutivos que fusionan los estudios de datos, análisis y negocios.

Datos para todos, no sólo para un grupo

En demasiadas empresas, las únicas personas que gestionan los datos son los analistas que se especializan en organizarlos y evaluarlos. Este enfoque limitado es un impedimento clave para construir una cultura de datos. Después de todo, ¿cómo se puede establecer una norma organizacional cuando solo unos pocos seleccionados son invitados al club?

Para democratizar los datos entre todas las partes interesadas, las empresas deben comenzar invirtiendo en capacitación y alfabetización de datos. En la actualidad, solo el 39% de las empresas informaron que la capacitación en datos está disponible para todos los empleados, aunque el 80% de los empleados dijeron que es más probable que permanezcan en una empresa si ofrecen capacitación en datos.

La capacidad de acceder y comprender los datos generará decisiones más rápidas y mejor informadas, y equipos más ágiles, empoderados y de mayor rendimiento. La buena noticia es que la tecnología ha hecho posible no solo conectar fuentes de datos previamente desconectadas, sino también hacerlas compartibles, usables e interpretables para un grupo mucho más amplio de partes interesadas.

Estas herramientas, señaló Bean, deben filtrar los datos para que sean relevantes para el rol de cada persona y presentarse de manera visual (como tableros fáciles de leer) para que se sientan cómodos con ellos. Estas visualizaciones deben alinearse con los objetivos comerciales clave de la organización.

En Dribe, casi todos los empleados están capacitados y tienen acceso a tableros de Tableau que se actualizan continuamente. Por ejemplo, los líderes empresariales tienen información y pronósticos sobre las ventas, las ganancias y el inventario, mientras que los gerentes confían en algoritmos para predecir las necesidades futuras de automóviles de los miembros.

“La capacitación es donde siembras la semilla cultural”, dijo Arvid.

La tecnología no es el final del juego

El gasto global en big data y análisis empresarial alcanzó los 215.000 millones de dólares en 2021, impulsado por el deseo de las empresas de tomar decisiones mejores y más rápidas, según la firma de investigación IDC.

“Aprovechar los datos para obtener información sobre todo, desde las operaciones comerciales internas hasta el customer journey, es lo más importante y de importancia estratégica”, señaló la compañía.

Pero adquirir la tecnología y nombrar líderes de datos de C-level solo te llevará hasta cierto punto del camino. Basarte en los datos, requiere un cambio radical en las actitudes en todos los niveles, y un compromiso con la capacitación, la promoción y la recompensa de la alfabetización de datos en toda la organización.

«A menos que las organizaciones cambien, la tecnología realmente no hace nada por el negocio», dijo a MIT Sloan George Westerman, científico investigador principal para el aprendizaje de la fuerza laboral en el Laboratorio de Educación Mundial Abdul Latif Jameel del MIT.

Las organizaciones no deben caer en la trampa de implementar la tecnología por sí misma. Los líderes de datos necesitan ayudar a los líderes empresariales a comprender la relación entre la transformación de datos y la estrategia empresarial.

Empresas de todo tipo han demostrado que pueden cambiar rápidamente y hacer que los empleados adopten nuevas formas de trabajar y atender a los clientes. Muchas empresas se han transformado en torno a lo digital. Ahora necesitan transformarse en torno a los datos.

“Los datos nos ayudan a refinar constantemente nuestra comprensión de quiénes son nuestros clientes y qué necesitan. Convertirse en una empresa basada en datos que gira en torno a los datos”, dijo Arvid, “es una evolución innovadora”.

Fuente info
Autor:

Solicitar DEMO GRATUITA
Contáctanos ahora:



Has quedado correctamente registrado en nuestra Newsletter. ¡Gracias!

Ha habido un error en la operación. Por favor intenta el registro nuevamente.

Comunicarme.com utilizará la información provista en este formulario para mantenerse en contacto contigo y proporcionarte novedades y promociones.