El camino de tu pyme a la nube: 10 consejos para implementar la nube

Películas bajo demanda, comida a domicilio, música en cualquier lugar, asistentes de voz, tiendas siempre abiertas… La nube ha revolucionado la forma en que vivimos. De hecho, resulta difícil recordar cómo era la vida antes de que la nube nos ofreciera un acceso tan amplio a tantísimos servicios.

La nube también ha supuesto un cambio de paradigma para las pymes, puesto que les ha permitido llegar a nuevos clientes, desarrollar modelos de negocio innovadores, dar las herramientas necesarias a los empleados para trabajar de forma remota y, en definitiva, transformarse para adaptarse a los cambios.

El ritmo y la escala de adopción de la nube ha sido arrollador, como lo ha sido su impacto en la economía española. Y aunque la nube ha ayudado a conectar a las empresas y sus clientes durante la pandemia, sus aplicaciones se extienden mucho más allá del comercio. Desde el Internet de las cosas hasta los coches con conducción automática, pasando por alucinantes experiencias de realidad aumentada o realidad virtual, la nube seguirá llevándonos a sitios nuevos e insospechados.

Pero, ¿cómo pueden las pymes acelerar su hoja de ruta digital para aprovechar la nube al máximo? ¿Cómo puedes implementar la nube para llevar a tu empresa al siguiente nivel?

¿Qué es el cloud computing?

El cloud computing (o informática en la nube) es un planteamiento informático que no requiere disponer de almacenamiento físico local. Así, las pymes que lo utilizan practican cuentan con socios remotos que les proporcionan almacenamiento, software, redes y otras funciones de computación a través de Internet. Esto permite a las pymes acceder a software, aplicaciones y servicios en cualquier momento y desde cualquier lugar.

¿Qué ventajas tiene implementar la nube en tu pyme?

El cloud computing es una herramienta increíblemente potente para las pymes. Estas son algunas de sus ventajas:

  • Más agilidad y flexibilidad
  • Datos más seguros y mejor protegidos ante desastres
  • Actualizaciones automáticas
  • Menores costes
  • Trabajo en redes en tiempo real para facilitar la colaboración
  • Mejores herramientas para el trabajo remoto
  • Mejor control de versiones y acceso a una fuente única de referencia (SSOT)
  • Servicios de pago por uso que permiten a las pymes competir con empresas más grandes
  • Más eficiencia y productividad

10 consejos para implementar la nube

Al dar el paso a la nube, hay varias cosas que debes tener en cuenta. Por ejemplo, es mejor empezar poco a poco, con solo algunas aplicaciones y casos de uso. Así, podrás hacer pruebas y ver la forma ideal de usar la nube en tu pyme antes de implementarla globalmente. También es buena idea buscar un socio para implementar la nube que entienda tus objetivos de negocio y te ofrezca las soluciones adecuadas. En otras palabras, más que un socio tecnológico necesitas uno estratégico.

A continuación, te ofrecemos otros 10 consejos para facilitar el proceso:

1. Decide: ¿SaaS, PaaS o IaaS?

Decide si tu pyme necesita un modelo SaaS, PaaS o IaaS, puesto que sus prestaciones y perfil son muy distintos. El modelo más habitual suele ser el primero, que permite acceder a software como servicio mediante licencias ajustables y convenientes. Sin embargo, si deseas desarrollar software, el PaaS es tu opción, mientras que la última es ideal para las pymes que requieren infraestructura y no desean adquirirla.

2. Forma un equipo multidisciplinar

Crea un equipo con empleados de varios departamentos y niveles de responsabilidad, y asígnales roles para implementar y monitorizar los servicios en la nube. Forma a tu plantilla y presenta la nube a todas las partes interesadas para ir al unísono en tu estrategia de gestión del cambio.

3. Elige tus estrategias y cómo evaluarás los resultados

Traza estrategias a corto y largo plazo para implementar la nube en tu pyme. Es importante destacar que estas se deben centrar en tus objetivos empresariales y dificultades. Asimismo, necesitarás evaluar los resultados, así que decide qué KPIs te ayudarán a hacerlo para ajustar los servicios en la nube tras su implementación.

4. Haz una lista de tus herramientas

Haz una lista de todas las herramientas y aplicaciones críticas para el funcionamiento de tu empresa y estudia qué opciones tienes en un entorno basado en la nube. ¿De qué formas puedes aprovechar la nube para mejorar la eficiencia de esas herramientas? ¿Qué nuevas herramientas vas a necesitar?

5. Créala si no existe

Si la herramienta que necesitas no existe o no se ajusta a lo que necesitas, averigua si puedes crearla con un sistema de desarrollo fácil y basado en la nube. En ocasiones, esta es la mejor forma de automatizar u optimizar procesos que, hasta el momento, han sido escollos clave para la productividad de tu empresa.

6. Decide qué hacer con tus sistemas antiguos

Estudia cómo tus sistemas antiguos van a quedar afectados por la implementación. ¿Será posible simplemente resituar tus operaciones en una plataforma basada en la nube? ¿O quizás tendrás que crear una solución híbrida específica para lograr una integración óptima? Tu sistema CRM te servirá de ejemplo: ¿tu equipo tendrá acceso a todos los datos que necesitan en el momento en que los necesiten?

7. No te olvides de tu plantilla

Es buena idea analizar con perspectiva el impacto que tendrá la implementación sobre tu plantilla. Piensa si hay puntos flacos en sus habilidades digitales y si puedes eliminarlos con una plataforma de aprendizaje bajo demanda. Analiza también pormenorizadamente cómo afectará a cada departamento y cargo de responsabilidad, y como cambiarán sus flujos de trabajo.

8. Ten en cuenta la gobernanza y las regulaciones

Asegúrate de tener en cuenta la gobernanza de tus datos y de que cumples con toda la legislación y regulación aplicable. Además, deberías comprobar que sigues las prácticas recomendadas para la seguridad de los datos.

9. Monetiza el cambio

Averigua si dar el paso a la nube abre nuevas formas de ingresos para tu pyme, como han hecho ya muchas empresas que ofrecen acceso a parte de sus datos como servicio de pago.

10. Haz un análisis de costes correcto

Cuando analices los costes de la implementación, no cometas el error de contar solo los gastos del servicio en la nube y su mantenimiento. También tienes que incluir la inversión inicial que implica rediseñar las aplicaciones y los programas (a menos que las sustituyas), así como los costes de formación y de las licencias.

Prepárate para un futuro conectado

Si tienes en cuenta los puntos anteriores, tendrás una idea clara de cuáles son las necesidades de tu pyme antes de comenzar a buscar una solución para la nube. Cuando tengas una radiografía clara de las necesidades de tu empresa (y un socio estratégico para la implementación), tu pyme estará en el buen camino para mejorar su productividad y agilidad, y llevarte hacia un futuro más conectado.

Para obtener más información sobre cómo la implementación de la nube puede ayudar a tu pyme a conectar sus procesos y obtener ventajas en todos los puntos de la cadena de valor, descarga nuestro ebook gratuito: Más rapidez, más inteligencia, más eficacia: los procesos conectados en las pymes.

Fuente info
Autor:

Solicitar DEMO GRATUITA
Contáctanos ahora:



Has quedado correctamente registrado en nuestra Newsletter. ¡Gracias!

Ha habido un error en la operación. Por favor intenta el registro nuevamente.

Comunicarme.com utilizará la información provista en este formulario para mantenerse en contacto contigo y proporcionarte novedades y promociones.