Networking: qué es, por qué hacerlo, para qué sirve y beneficios para tu empresa o pyme

Por qué hacer networking

 

Las ventajas del networking tienen que ver, en primer lugar, con los recursos humanos. Una red de contactos de calidad resulta útil para encontrar a la persona adecuada para ocupar un puesto concreto. Las ocasiones de socializar durante los eventos sectoriales y las actividades realizadas con las herramientas de networking digital también son recursos eficaces para explicar la cultura corporativa de forma personal, directa e informal, inspirando confianza y atrayendo a figuras profesionales competentes y en sintonía con los valores de la empresa.

El networking puede ayudar a las startups o empresas emergentes a encontrar inversores, patrocinadores, apoyo económico o logístico. Favorece el intercambio de información y conocimientos entre profesionales del mismo sector o de sectores adyacentes que pueden ofrecer puntos de vista e ideas interesantes.

En el marco de la empresa, el networking guarda muchas similitudes con las RR. PP., en la base de las cuales reside precisamente la capacidad para tejer una amplia red de contactos que pueda amplificar la visibilidad de la empresa, de un producto o de un proyecto y mejorar su reputación. Por eso, una buena red de relaciones en el ámbito profesional incluye también a periodistas, comunicadores y figuras importantes, que puedan ayudar a dar a conocer la actividad con publicaciones, menciones y compartiendo contenidos.

Cómo hacer networking

 

Como hemos visto, la reciprocidad es una característica fundamental del networking. Nos movemos en el campo de las relaciones sociales, no de la promoción comercial: para despertar confianza hay que evitar la autorreferencialidad excesiva. ¿A quién le gusta socializar con alguien que solo habla de sí mismo?

Para hacer networking es importante practicar para reconocer la calidad de los contactos. El número de relaciones significativas que podemos mantener es limitado, al igual que lo son el tiempo y la atención que podemos dedicar a cada interacción.

Networking tools: online y offline

 

Las herramientas digitales para el networking son muy eficaces para identificar y conquistar el nicho de interés que estemos buscando. Por otra parte, las conexiones más auténticas se entablan en persona y encontrarse cara a cara con una cierta regularidad ayuda a mantener las relaciones en el tiempo. Conviene, por tanto, dominar una buena mezcla de herramientas de networking digitales y offline.

Online:

  • Mantenerse activos en redes sociales, identificando las plataformas óptimas para nuestra actividad. En esta fase conviene preguntarse en qué canales interactúan los profesionales que queremos conocer y cuál es la plataforma más acorde al tone of voice o tono y a los valores de nuestra actividad.

  • Participar en los grupos de debate en el ámbito profesional o expresamente dedicados al networking. Con frecuencia, los grupos se abren tras la celebración de determinados eventos (conferencias, cursos) para continuar online la comunicación entre los participantes.

  • Publicar con regularidad opiniones, reflexiones, estudios de caso y otros contenidos de valor para nuestro sector de referencia: es una excelente manera de estimular la conversación y ampliar nuestra red. Las herramientas son múltiples: del blog de la empresa a las newsletters temáticas, hasta las plataformas de publicación multiautor como Medium.

  • No perder de vista Eventbrite, Meetup y Facebook Events, herramientas digitales nacidas para organizar y agregar eventos en directo.

Offline:

  • Participar en ferias, congresos y otros eventos corporativos formales que ofrecen siempre oportunidades de socialización y networking.

  • Participar en eventos formativos como conferencias, cursos, encuentros en universidades. Son situaciones que estimulan la socialización entre los participantes, pero no solo esto: participar como ponente dando un discurso, incluso en eventos informales puede ser una buena forma de darse a conocer y ser memorable.

  • Trabajar en espacios de coworking o en incubadoras, para las startups y las microempresas es una excelente ocasión para compartir experiencias (y, a veces, clientes) con las personas y empresas con las que se comparten los espacios.

 

5 consejos para sacarle el máximo partido a un evento de networking

 

  1. Prepara una excelente presentación, breve y eficaz de ti mismo/a, tu profesión, tu empresa y el valor que creáis: el llamado elevator pitch.

  2. Da el primer paso en la conversación. Todas las personas que están participando en el evento están allí para conocer y darse a conocer a los demás: preséntate e interactúa, deja a un lado la timidez.

  3. Presta atención a tu interlocutor, haz preguntas y escucha con interés, repite su nombre durante la conversación para recordarlo, si lo necesitas, toma notas en cuanto acabe la charla: te será útil para evaluar la calidad del contacto.

  4. Intercambia contactos. Las tarjetas de visita todavía tienen una razón de ser en un mundo digital: son prácticas, ayudan a mantener vivo el recuerdo de personas, nombres y datos de contacto. No olvides tampoco seguir en las redes sociales a los nuevos contactos que te hayan parecido más interesantes.

  5. Seguimiento: finalizado el evento, cultiva la relación con los nuevos contactos intercambiando algunos correos, comentando sus publicaciones, artículos o newsletters, participando en las conversaciones de la comunidad en el canal de Telegram o el grupo de Facebook del evento.

Fuente info
Autor:

<strong>Solicitar DEMO GRATUITA</strong>
Contáctanos ahora:



×