Estas son las diferencias entre cheque y pagaré

¿Conoces la diferencia entre cheque y pagaré? Ambos son dos instrumentos de pago que las empresas y los autónomos utilizan para el pago de cantidades que deben a sus acreedores y proveedores. Aunque son similares, tienen algunas diferencias que conviene comprender.

  • Te explicamos qué son los cheques y pagarés, sus principales características y los datos que deben contener.
  • Conoce al detalle cuál es la diferencia entre cheque y pagaré.

Contenido del post

  1. ¿Qué es un cheque?
  2. Principales características del cheque
  3. ¿Qué datos deben constar en un cheque?
  4. ¿Qué es un pagaré?
  5. Principales características de un pagaré
  6. ¿Qué datos deben constar en un pagaré?
  7. Diferencia entre cheque y pagaré

Las empresas o autónomos pueden emitir para el pago de sus facturas pendientes, cheques o pagarés. Mediante estos instrumentos de pago, el emisor está autorizando al beneficiario del mismo a  cobrar una determinada cantidad de dinero.

La emisión pagarés se puede realizar de dos formas:

  • Manualmente, mediante documentos de pago que se entregan en un talonario facilitado por una entidad bancaria.
  • De forma automatizada, gracias a un programa contable. Aplicaciones como Sage50 permiten emitir, generar, contabilizar e imprimir pagarés, lo que facilita notablemente su gestión administrativa y contable.

¡TUITÉALO! ¿Sabes en qué se diferencia un cheque de un pagaré? Te contamos qué usos tiene cada uno de estos métodos de pago.

1)¿Qué es un cheque?

Un cheque es un documento que permite dar una orden al banco para que pague una determinada cantidad de dinero a otra persona.

Al utilizar un cheque, el titular de una cuenta (librador) ordena a su entidad bancaria (el librado) que pague una determinada suma a otra persona o empresa (beneficiario o tenedor).

2)Principales características del cheque

  • Es un documento pagadero cuando se presenta y que se hará efectivo siempre que haya dinero en la cuenta, incluso aunque se presente antes de la fecha de emisión.
  • El importe se escribe dos veces, en número y en letra, y en caso de discrepancia prevalece la cifra en letra.
  • Si los fondos del emisor no son suficientes para cubrir la totalidad del importe, la entidad bancaria lo debe de pagar parcialmente.
  • Puede emitirse al portador o ser nominativo. En el cheque al portador el beneficiario es la persona que hace entrega del cheque en el banco, mientras que en el nominativo el único beneficiario que puede cobrarlo es la persona física o jurídica cuyo nombre figure en él.

3)¿Qué datos deben constar en un cheque?

Para que sea válido, el cheque ha de incluir, por lo menos, los siguientes datos:

  • La palabra “cheque”.
  • La orden de pagar la suma que en él se indique.
  • El nombre de la entidad de crédito que ha de pagar (librado).
  • La firma de quien expide el cheque (librador).

Otros datos no esenciales son:

  • La fecha de emisión. Serán válidos los cheques emitidos sin fecha (la pondrá después el beneficiario) así como los “postdatados” o “antedatados”, es decir, aquellos con fecha posterior o anterior a la de expedición. Nada impide presentar al cobro y cobrar un cheque que tenga una fecha de emisión anterior a la del día de la presentación.
  • El lugar de pago y el lugar de emisión.
  • El beneficiario. Si no consta, el cheque se considera emitido al portador.

Los pagarés de empresa no tienen ningún tipo de garantía, más que la que ofrece la empresa emisora.

4)¿Qué es un pagaré?

Según el Banco de España, un pagaré es un título o documento por el que una persona física o jurídica se compromete a efectuar el pago de una cantidad determinada en una fecha futura.

5)Principales características de un pagaré

  • Cuando se trata de una operación mercantil, el carácter de este documento es similar al de una letra de cambio.
  • El pagaré, junto con la letra de cambio, constituye una de las fórmulas más seguras y utilizadas para garantizarse el cobro de una venta a crédito y evitar el riesgo de impago.
  • El pagaré, al igual que la letra de cambio, puede utilizarse para la obtención de crédito bancario, ya que, son medios de pago que se pueden descontar en las entidades financieras para anticipar su importe antes del vencimiento.
  • La seguridad de un pagaré radica en que si al vencimiento no se materializa el pago, el beneficiario puede protestar el documento ante la justicia. El protesto es un acto en el que se hace constar la falta de pago del pagaré, para ejercitar acciones legales contra el firmante y los avalistas, si los hubiese.
  • Un pagaré se puede endosar. El endoso supone transferir el derecho de cobro por parte del librador a un tercero, que normalmente suele ser un banco o entidad financiera ya que, de esta forma, se puede obtener el anticipo de su importe antes de su vencimiento a cambio del pago de intereses.

6)¿Qué datos deben constar en un pagaré?

Un pagaré debe contener los siguientes datos:

  • La denominación de pagaré inserta en el texto mismo del título y expresada en el idioma empleado para la redacción de dicho título.
  • El compromiso de pago, que se suele expresar de la siguiente manera: “por este Pagaré me comprometo a pagar el día de vencimiento indicado”.
  • El vencimiento del pagaré.
  • El lugar en que el pago haya de efectuarse.
  • El nombre de la persona a quien haya de hacerse el pago o a cuya orden se haya de efectuar.
  • La fecha y el lugar en que se firme el pagaré.
  • La firma del que emite el título, denominado firmante.

7)Diferencia entre cheque y pagaré

Aunque el objetivo de ambos instrumentos de pago es realizar pagos, existe alguna diferencia entre cheque y pagaré que conviene conocer.

  • La diferencia fundamental radica en el momento en que se podrá cobrar la cantidad indicada reflejada en el documento. El cheque se puede cobrar en el momento, mientras que en el pagaré se puede poner una fecha diferida. Aunque también se puede poner la misma fecha del día de su emisión y funcionar como un cheque. Si no se pone la fecha de vencimiento en el pagaré, se considerará pagadero a la vista.
  • En el cheque el librador y beneficiario pueden ser una misma persona. Es lo que ocurre cuando el cheque se utiliza para sacar dinero de una cuenta. Mientras que en el caso del pagaré no tendría sentido hacerse a sí mismo un pagaré, por ejemplo, a 60 días.
  • Un pagaré no puede emitirse al portador, debiendo incluir el nombre de la persona o entidad a la que se debe realizar el pago. En el caso de que se emita al portador, no cumpliría los requisitos necesarios para considerarse un pagaré y, si resulta impagado, el beneficiario perdería la vía ejecutiva. Por lo tanto, el pagaré debe ser siempre nominativo.
  • Un pagaré puede ser un documento no bancario, ya que, aunque lo más habitual es que sean documentos bancarios, también puede ser un pagaré de empresa. Los pagarés de empresa se pueden utilizar como un producto financiero. En este caso, la empresa se financia, generalmente a corto plazo, emitiendo pagarés que son adquiridos por inversores para obtener una rentabilidad.
  • Los cheques no permiten el aval por una tercera persona. Solo puede estar avalado por la entidad financiera emisora, en cuyo caso estaríamos ante un cheque bancario. Mientras que los pagarés si permiten que se incorpore un avalista.

Por lo tanto, si utilizas pagarés, tanto para pagar a tus proveedores, como los recibes de tus clientes, tienes que llevar un buen control contable y saber contabilizar correctamente todo el proceso. Si utilizas el software contable de Sage el proceso será mucho más sencillo, ya que puedes generar asientos predefinidos que te faciliten su contabilización.

Fuente info
Autor: Jose Ramón Fernández de la Cigoña

Solicitar DEMO GRATUITA
Contáctanos ahora:



Has quedado correctamente registrado en nuestra Newsletter. ¡Gracias!

Ha habido un error en la operación. Por favor intenta el registro nuevamente.

Comunicarme.com utilizará la información provista en este formulario para mantenerse en contacto contigo y proporcionarte novedades y promociones.