Nube híbrida, ¿qué es y cuáles son sus ventajas?

La nube híbrida conjuga las capacidades de la nube pública y de las privadas ofreciendo más seguridad y ahorro de costes a la empresa.

  • A través de la nube híbrida la empresa puede amoldarse mejor a las cargas de trabajo que tenga.
  • Un 95% de las empresas ya ha optado por algún tipo de nube. ¡Descubre por qué!

Probablemente hayas oído hablar mucho de la nube híbrida, y de que es enormemente popular entre empresas de todos los tamaños y en todos los sectores. Es más, seguro que te han llegado a decir que tu empresa podría beneficiarse significativamente de ella, sobre todo si está inmersa en un proceso de transformación digital.

Lo cierto es que ya hay un 95% de empresas ha adoptado algún tipo de nube. La mayoría de ellas ha optado por la híbrida. Pero, ¿te gustaría saber qué es exactamente la nube híbrida y cuáles son sus ventajas? Te lo contamos en este artículo.

La nube híbrida combina las capacidades de la nube privada local y de la nube pública externa. Esta oferta permite sacar el máximo provecho de las inversiones tecnológicas, al tiempo que obtienes acceso a recursos adicionales cuando sea necesario.

Qué es la nube híbrida

La nube híbrida no es en realidad un tipo de nube diferente a las que ya conoces. Es una mezcla de nubes privadas y públicas.

Las ventajas son importantes. Básicamente, se obtiene lo mejor de todos los mundos de la nube. La empresa ahorrará costes y las capacidades de varias nubes públicas que permiten obtener a la compañía una capacidad adicional cuando la necesita.

Tener la capacidad de mover las cargas de trabajo entre las nubes privadas y públicas a medida que cambian los requisitos de computación, coste y rendimiento da la flexibilidad que las empresas necesitan para operar en los mercados actuales, en constante cambio.

¡COMPARTE! ¿Qué es la nube híbrida y qué beneficios puede suponer para tu negocio?

Beneficios de la nube híbrida

¿Cómo puede tu empresa utilizar realmente la nube híbrida? A continuación, mostramos algunos ejemplos.

Mantener privados los datos y aplicaciones más sensibles

La nube pública es atractiva por su rentabilidad, pero muchas empresas no confían en ella para albergar sus datos y aplicaciones financieras, de clientes o de propiedad intelectual (IP) más sensibles. Aquí es donde entra en uso la nube híbrida. Te permite mantener el control de las cargas de trabajo sensibles o críticas.

Un ejemplo de ello es cuando se utilizan registros de los clientes que contienen información sobre tarjetas de crédito y otros datos de identificación personal, que se pueden alojar en un proveedor local. Por el contrario, se puede recurrir a un proveedor de nube pública de terceros para alojar recursos menos críticos, como cargas de trabajo de prueba y desarrollo o datos de copia de seguridad. Así, tienes la opción de relegar cada tipo de datos o aplicaciones a la plataforma de nube más adecuada.

Acomodar cargas de trabajo dinámicas o muy fluctuantes

La nube híbrida elimina la necesidad de aumentar el centro de datos de la empresa para acomodar los picos de demanda en la nube privada (por ejemplo, durante la temporada de vacaciones). Simplemente puedes añadir capacidad cuando la necesites a través de un proveedor de nube pública, y luego reducirla en consecuencia.

Por ejemplo, el sistema de entrada de pedidos en el comercio minorista. Aquí podrías ejecutar la propia aplicación en la nube privada, pero aprovechar la nube pública cuando se produzcan picos de demanda.

Acelerar el despliegue de nuevos productos y servicios

Uno de los usos más comunes de la nube híbrida es mantener la IP sensible y de misión crítica en la nube privada, pero luego «salir» a la nube pública cuando se necesita capacidad para actividades de desarrollo o pruebas menos sensibles.

Digamos que estarás desarrollando una nueva aplicación móvil para dar a tu empresa una ventaja competitiva. Puedes mantener las actividades clave de investigación y desarrollo en la nube privada y utilizarla para las pruebas y el control de calidad. Incluso puedes tener varios proyectos en desarrollo al mismo tiempo, ya que la nube pública le ofrece recursos prácticamente ilimitados.

Mitigar el riesgo de desastres naturales o fallos técnicos

Una nube híbrida puede utilizarse para garantizar la protección de la empresa contra un fallo en un sitio físico. Al hacer una copia de seguridad de los datos en la nube pública, estarán disponibles en caso de desastre, ya sea natural o provocado por el hombre. Hoy en día, muchas empresas utilizan incluso varias nubes públicas para mitigar el riesgo.

Tener la capacidad de mover sin problemas las aplicaciones y datos que tiene la empresa entre estos dos entornos te permitirá optimizar la forma en que se cumplen los requisitos de coste, seguridad, rendimiento y disponibilidad de la empresa. Recuerda: si quiere mejorar la eficiencia de tu empresa, además de utilizar el software ERP de Sage, la nube híbrida es una de las mejores soluciones.

Fuente info
Autor: Rocío González

Solicitar DEMO GRATUITA
Contáctanos ahora:



Has quedado correctamente registrado en nuestra Newsletter. ¡Gracias!

Ha habido un error en la operación. Por favor intenta el registro nuevamente.

Comunicarme.com utilizará la información provista en este formulario para mantenerse en contacto contigo y proporcionarte novedades y promociones.