10 señales de que estás ejerciendo bien tu liderazgo

¿Qué es lo que consolida a un gran líder? Esta pregunta se ha formulado muchas veces y probablemente no haya una respuesta definitiva. La esencia del buen líder se puede evidenciar de muchas maneras. Si no estás seguro de que estás ejerciendo bien tu liderazgo, estate atento a estas diez señales que te dicen si vas por el camino correcto:

1. Tu gente acude a ti por ayuda.

La mayoría de las veces, lo que las personas buscan en su líder es que sean accesibles, alguien a quien puedan acudir en busca de ayuda. Pregúntate a ti mismo si eres esa persona para tu equipo. Una de las características comunes de un verdadero líder es ser accesible. Conviértete en una persona accesible para cuando alguien de tu equipo esté en problemas y, lo más importante, demuéstrale tu confianza.

2. Siempre tranquilo y sereno.

Una de las mayores debilidades en un líder es su temperamento. Pregúntate a ti mismo si eres el tipo de persona  que mantiene la calma durante situaciones estresantes o si te alteras en el momento en que percibes problemas. Mantener la compostura es uno de los mejores rasgos que un buen líder puede tener, y no es algo que se vea a menudo. La próxima vez que tu equipo se equivoque en el desarrollo de un proyecto o si tus clientes gritan, intenta mantener la calma porque, como dice el dicho, “service with a smile will take you a long way».

3. Acepta los comentarios y críticas de tu equipo

Todos cometen errores, y el líder no es la excepción. Lo que debes tener en cuenta es, cómo  manejas los errores que cometes y te intenta hacer ver el resto de tu equipo y qué tan bien respondes a los colaboradores ante las críticas constructivas. Es fácil dejar que tu ego se lleve lo mejor de ti y emitir comentarios o respuestas sin pensarlo, pero si quieres ser un buen líder, siempre mantén tu mente abierta y acepta las críticas con una perspectiva positiva.

4. No te andes por las ramas

Probablemente te has encontrado en una situación en la que tienes que darle malas noticias a tu equipo o ser honesto cuando alguien te pide tu opinión. ¿Cómo manejas estas situaciones? ¿Cómo puede generar comentarios sobre el rendimiento de tu equipo? Ser sencillo es una de las mayores características fundamentales de un buen líder. Ya sea tu colega o incluso tu mejor amigo, deberías poder ser capaz de darle malas noticias sin cubrirlas. Sé franco, pero siempre empático.

5. Proyecta positivismo

Todos necesitan comentarios positivos de los demás, y más aún en el lugar de trabajo, donde la presión y el estrés pueden ser suficientes como para llegar a eliminar toda tu energía. Pregúntate a ti mismo si eres el tipo de persona que siempre busca un lado positivo, incluso en situaciones difíciles, y si eres el tipo de persona para llevar la positividad y difundirla. Un buen líder sabe cómo mantener a su equipo motivado con la cantidad justa de energía. Harvard Business Review y Gallup Polls concluyeron de sus encuestas que el 50% de la fuerza laboral no está interesada en ir a trabajar, independientemente del resto de los beneficios proporcionados, si sienten que su bienestar emocional no es atendido. Un buen líder no solo tiene una perspectiva positiva, sino que también comparte esa positividad con los miembros de su equipo. Después de todo, un lugar de trabajo positivo dará resultados positivos.

 

6. Gestiona adecuadamente tu responsabilidad

La rendición de cuentas y la responsabilidad van de la mano cuando pretendes ser un buen líder, y una de las cualidades de un buen líder es saber cuándo dar un paso adelante y asumir la culpa. Aprende a pararte frente a tu equipo, especialmente cuando hay una mala situación en el camino. Aprende a ser responsable por los errores de tu equipo y los tuyos propios. Y, lo que es más importante, identifica cuándo avanzar y asumir la responsabilidad que se espera de ti como líder. No puedes aflojar mientras tu equipo trabaja más duro.

7. Ser un buen oyente

Como se mencionó anteriormente, una de los signos de un buen líder es ser de mente abierta. En el mismo tema, un buen líder también debe ser un buen oyente. Nadie quiere un perro viejo al que no se le pueden enseñar nuevos trucos. Un buen líder debe poder tomar nuevas ideas y escuchar activamente cualquier propuesta de cambio.

8. Rendir mérito cuándo y a quién lo merece

A todos les encanta recibir una buena palmadita en la espalda por el trabajo que han hecho bien, y en equipo, esta podría ser la mayor fuerza impulsora para que tus miembros se entusiasmen con venir al trabajo cada día. Para ser realmente apreciado como un buen líder, asegúrate de dar méritos y otorgar cumplidos sinceros a quien se lo merece: apreciar y recompensar el trabajo duro.

9. Tú conoces a tu equipo

A veces, es fácil desconectarse del equipo de colaboradores después de que se te haya otorgado una posición de liderazgo, y esto podría afectar el desempeño de tu equipo. Para poder mantenerlos haciendo lo mejor posible, necesita saber cómo funcionan y cómo se desempeñan cada uno de los miembros, sus necesidades, inquietudes, fortalezas y debilidades. Una encuesta realizada por Deloitte mostró que un lugar de trabajo inclusivo aumenta el rendimiento del equipo en un 17% y la colaboración del equipo en un 29%. Entonces, para ser un buen líder, debes conocer y comprender a tu equipo a la perfección.

10. No eres jefe, eres Líder

Hay una diferencia considerable entre ser un jefe y ser un líder. Es fácil detectar a un jefe. Un jefe es alguien que «maneja» su equipo, mientras que un líder es alguien que sabe cómo hacer que el equipo avance al mismo tiempo que administra el trabajo. Es fácil de gestionar y aún más fácil de controlar. Pregúntate si tu eres jefes o si lideras. Son las pequeñas cosas las que hacen la diferencia.

Cuando se trata de gestionar equipos y gestionar proyectos, identificar y reconocer tus propias habilidades personales como Líder pueden marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso. Es difícil, por no decir imposible intentar resumir las habilidades y los desafíos generales del liderazgo a solo 10, pero si ves que tu perfil se ajusta a la mayoría de los puntos mencionados, ¡entonces felicitaciones! Estás en el camino correcto.

 

¿Quieres más información?
Contáctanos ahora:

Has quedado correctamente registrado en nuestra Newsletter. ¡Gracias!

Ha habido un error en la operación. Por favor intenta el registro nuevamente.

Comunicarme.com utilizará la información provista en este formulario para mantenerse en contacto contigo y proporcionarte novedades y promociones.